Magic Day (Parte II)

Hasta ese momento desconocía que se trataba de otro club londinense, nunca había oído hablar de él. El paseo hacia Craven Cottage es de lo más agradable, un gran parque en paralelo al discurrir del rio. Puestos de comida y bebida, los gigantes caballos de la policía británica patrullando la zona y de repente elSigue leyendo “Magic Day (Parte II)”