De San Michele a Santa Helena

Todo el mundo sabe que Venecia es diferente al resto del mundo, una vez llegas a esta ciudad, te trasladas muchos siglos atrás. Lo primero que desaparece de nuestra cotidianidad son los coches. Es una ciudad suspendida en el agua, solo puedes moverte caminando y atravesando calles a través de puentes o en vaporetto, queSigue leyendo “De San Michele a Santa Helena”